Los 6 Mejores Altavoces Autoamplificados de 2018

“Comparativas made by sound experts de Altavoces Autoamplificados

¿Cuáles son los mejores Altavoces Autoamplificados del 2018?

Unos altavoces autoamplificados son los Stradivarius de los altavoces. Harán que escuches a tus artistas favoritos con una nítidez y una calidad que desconocías hasta la fecha. La buena noticia es que estos dispositivos ya no están sólo al alcance de los grandes estudios de grabación, y cada vez son más los amantes del mejor audio que los usan para volar desde el sofá del salón de casa. Últimamente el precio de estas joyas musicales han bajado bastante y hay algunos modelos de gran calidad que son muy asequibles. Los altavoces autoamplificados (también llamados monitores de estudio) reproducen un sonido tan fiel en todas las frecuencias, que harán que la música se te cuele hasta el alma. Pero dan más juego. Ya que estás pensando en comprar unos altavoces autoamplificados, ¿por qué no utilizarlos también para ver la televisión, jugar a videojuegos o montarte tu propio estudio de grabación en casa?

Actualmente hay muchos monitores de estudio en el mercado de diversas marcas, tamaños, precios  y especificaciones técnicas. Con tantas opciones sabemos que encontrar el mejor altavoz autoamplificado puede resultar más difícil que un trabalenguas alemán. Para echarte un cable, hemos analizado el sector durante unas semanas y hemos seleccionado los que creemos que son los mejores altavoces autoamplificados de cada gama. ¿Nuestras conclusiones? En nuestra comparativa con los seis mejores altavoces autoamplificados, ajustados para cualquier presupuesto. También incluimos una guía breve con ciertos aspectos que debes conocer a la hora de escoger el altavoz amplificador más adecuado para ti.

Los Mejores Altavoces Autoamplificados de 2018

ADAM Audio A7X
Audioengine 5+B
Dynaudio BM5 MKIII
Yamaha Hs-7
M-Audio M3-8 black
KRK RP5G3
Edifier Studio R1280T
  • Valoración 70%
  • Valoración 90%
  • Valoración 80%
  • Valoración 89%
  • Valoración 75%
  • Valoración 75%
  • Valoración 70%

¿Por qué necesito un altavoz autoamplificado?

Los altavoces autoamplificados o monitores de estudio están diseñados para reproducir el sonido con la más alta fidelidad posible. Su objetivo es monitorear el audio durante una grabación: de ahí su nombre. Son un producto muy apreciado por audiófilos, músicos y DJs porque reproducen la música tal como fue grabada. Por el contrario, los altavoces normales ofrecen perfiles de audio que se alejan de la mezcla de sonido original: normalmente enfatizan los bajos o agregan curvas sonoras llamativas. A algunos amantes del audio esta deformación musical les acaba molestando. Si eres uno de ellos y quieres sumergirte en una nueva dimensión del sonido, debes saber que los monitores de estudio cada vez son más asequibles y versátiles. Cada vez hay más altavoces autoamplificados baratos y de una calidad aceptable que pueden mejorar la potencia y la calidad de tu sistema de sonido en casa. En cuanto los pruebes, te convertirás en un yonki que sabrá apreciar lo bueno.

Tipos de altavoces autoamplificados

Los monitores de estudio se clasifican en tres tipos de campo: Monitores de campo cercano, campo medio y campo lejano:

  • Los monitores de campo cercano se usan en salas medianas o pequeñas, por lo que no necesitan una capacidad de potencia muy elevada. Normalmente integran woofers de 4 a 6 pulgadas.
  • Los monitores de campo medio son más grandes y el rango de frecuencias suele ser más amplio (alcanzan frecuencias más graves). También tienen woofers de mayor tamaño, de 7 a 10 pulgadas. Pueden o no ir empotrados en una pared, pero en caso de ir sobre una superficie deben colocarse a una mayor distancia que los monitores de campo cercano.
  • Por último, los monitores de campo lejano tienen un rango de frecuencia que abarca la mayoría de las frecuencias que puede alcanzar el oído humano. Son bastante caros y van empotrados a la pared. Están diseñados para usarse en los estudios de sonido profesionales.

¿Cómo colocar los Monitores de Estudio?

Si estás pensando en comprar unos altavoces autoamplificados es importante saber cómo colocarlos correctamente. La mejor forma depende del rendimiento de los altavoces y  del acondicionamiento acústico de la sala o lugar en los que los quieras ubicar. Una mala colocación puede producir ondas estáticas y efectos negativos.

Lo primero que debemos hacer para utilizar cualquier monitor estudio es  formar un triángulo equilátero entre el oyente y los altavoces, como muestra la imagen. Lo más importante es que los tweeters se encuentren apuntando a los oídos y a su misma altura. No hay problema si quedan un poco por deabajo o encima, pero de lo que sí debemos asegurarnos es que los tweeters apunten a nuestros oídos, ya que estos emiten un sonido muy direccional. Los graves que emiten los woofers, por otro lado, son omnidireccionales, por lo que pueden rebotar con cualquier superficie. Para evitar problemas de sonido, como por ejemplo ondas estacionarias, debes realizar un acondicionamiento acústico de la sala. A continuación te damos unos breves consejos.

Consejos para mejorar la acústica

Ninguna habitación tiene una buena acústica sin acondicionarla previamente. Pero a diferencia de lo que piensa mucha gente, se puede acondicionar una habitación de forma efectiva por poco dinero. La idea principal es mejorar la calidad de acústica de nuestra habitación o estudio. Para lograr esto se utilizan diversos materiales con distintas especificaciones técnicas, como la coeficiencia de absorción, la porosodidad y la resonancia de los materiales. Para hacerlo de forma sencilla te dejamos unos consejos de como hacer el acondicionamiento acústico de tu habitación.

Distancia entre los monitores y la pared

Deja un poco de distancia entre los monitores y la pared. Los graves son ondas omnidireccionales. Cuando colocamos un monitor de estudio cercano a una pared, ciertas frecuencias rebotan contra la pared, creando reflexiones sonoras molestas. Los mejores estudios incrustan los altavoces autoamplificados dentro de las paredes para evitar este efecto. Sin embargo, esta opción no es operativa para la mayoría de las personas o tu salón quedará como un queso gruyere. Lo mejor que puedes hacer en casa es dejar la mayor separación posible entre la pared y los monitores. A unos 60 centímetros las reflexiones traseras pueden ser minimizadas con bastante éxito.

Trampas de gravesTrampas-de-graves

Otra forma de evitar éstas reflexiones de forma simple y efectiva, es instalar trampas de graves. Las trampas de graves están diseñadas para instalarse en las esquinas y absorber las frecuencias bajas de tal forma que evitamos que éstas reboten creando ondas estacionarias. Es relativamente barato y efectivo. Es una de las primeras cosas que habría que hacer para acondicionar la acústica de una habitación. Lo ideal en un estudio es contar con un par de docenas de trampas para forrar las esquinas de las cuatro paredes de la habitación, desde el suelo hasta el techo. Sin embargo, incluso 4 trampas pueden resultar muy efectivas. Se venden en paquetes de 4, 8, o 12  trampas de graves por precios muy económicos. Si compras 4 trampas puedes ubicarlas en las esquinas superiores de la habitación; si cuentas con 8 puedes ubicarlas en las esquinas superiores e inferiores.

Paneles acústicos

Para absorber los tonos medios y agudos excedentes existen los paneles acústicos: los paneles acústicos se encargan de eliminar las ondas estacionarias que existen entre paredes paralelas y opuestas. Estos paneles vienen en otra densidad y forma que la trampas de graves, pero básicamente cumplen la misma función pero para otro tipo de frecuencias. Los principales se deben de colocar justo detrás del monitor y en las esquinas abiertas. Y si los colocas en las paredes, se recomienda no cubrir el punto de rebote en la pared contraria. Los hay de varias formas colores y precios y se recomienda su uso incluso en estudios caseros. Se pueden encontrar por precios bastante económicos en Amazon.

Pads de aislamiento acústicoPads-para-altavoces

Otra opción que recomendamos para mejorar la acústica son los pads de aislamiento acústico, como los Auralex Mopad: separan a los monitores de estudio de la superficie y reducen vibraciones que pueden afectar negativamente la calidad del sonido. Además, te permiten inclinar los altavoces para que apunten a tus oídos, algo muy útil si no podemos colocarlos a la altura óptima.

Soporte monitores estudio

Si cuentas con algo de espacio en la habitación, lo ideal es que adquieras unos soportes para monitores: proporcionan mayor flexibilidad al colocar los altavoces, ya que cuentan con alturas variables. Hay muchas opciones calidad a un precio accesible, como los Jamstands JS-MS70.

ADAM Audio A7X

Altavoces autoamplificados ADAM-Audio-A7X

ventajas

Excelente calidad de sonido, buenos componentes. Uno de los mejores monitores de campo medio del mercado.

desventajas

Algo caros.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 7″.
  • Potencia: 150 W (Woofer 100 W, tweeter 50 W).
  • Sensibilidad: 106 dB.
  • Respuesta en frecuencia:42 – 50000 Hz.
  • Dimensiones:400 x 255 x 320 mm.

El altavoz activo ADAM A7X es la actualización del famoso A7 lanzado en 2006. Este monitor estudio ganó varios premios y gozó de gran fama entre muchos usuarios devotos. Nadie creía que se podría mejorar, pero el nuevo modelo rinde mejor en todos los aspectos.

Diseño:

Un clásico. Por fuera el monitor studio ADAM A7X se parece mucho al modelo original: viene en el mismo negro satinado que le da una apariencia elegante. Sin embargo, al enfocarnos en los detalles, notamos que la marca Adam rediseñó por completo el modelo. El altavoz A7X, a diferencia del modelo original, presenta dos puertos para la salida del bajo en la parte frontal. En el medio de estos se encuentra un control para el volumen y el interruptor de encendido. Es un poco más grande y más pesado que el original, aunque sigue siendo compacto.

El A7X integra dos transductores: un woofer de 7” —que se encarga de los tonos medios y las frecuencias más bajas— y un tweeter de 50 mm. Mientras que la mayoría de las compañías integran tweeters de cúpula en sus amplificadores autoamplificados, el ADAM A7X viene con un tweeter de cinta perteneciente a su línea X-ART. Los tweeters de cinta son más ligeros y producen sonido con mayor rango dinámico y una mejor respuesta de frecuencia, aunque por otro lado también suelen ser más caros. Estos altavoces autoamplificados vienen con un amplificador de clase D que produce una potencia de 150W y que cuenta con una sensibilidad de 106 dB, capacidad más que suficiente para usarlo en un estudio casero pequeño.

Conectividad:

En la parte trasera del A7X se encuentran las entradas de audio y la entrada para la corriente eléctrica. Cuenta con un control para ajustar las frecuencias por debajo de los 300 Hz y otro para las frecuencias altas por encima de los 5 kHz. Además, viene con una entrada balanceada XLR y un conector inbalanceado RCA.

Sonido:

Inmaculado. Los altavoces autoamplificados A7X se destacan en el apartado de sonido. Cuentan con un woofer  7”  que produce bajos potentes y vibrantes, pero lo más notable de estos altavoces autoamplificados es el tweeter. El tweeter X-ART, acrónimo de eXtended frequency response-Accelerating Ribbon Technology, puede trabajar con frecuencias por encima de los 50 kHz, una marca que supera por mucho la capacidad del oído humano. Sin embargo, este rango proporciona un gran detalle en los tonos medios y agudos, haciendo que las vocales y las notas altas suenen muy limpias y sin distorsión alguna, incluso a los volúmenes más altos.

El monitor estudio A7X ofrece estupendos detalles en todas las notas y suena mucho mejor que el modelo anterior. Los tonos altos y medios se sienten claros y los bajos muy naturales. La distorsión audible es mínima en todas las frecuencias y todas estas se sienten bien separadas. Al probarlo sentimos una buena amplitud de sonido. Los bajos llegan a los 42 Hz, nada mal para un midwoofer. A priori no parece que haga falta un subwoofer externo, no obstante, si planeas grabar o escuchar constantemente frecuencias por debajo de los 42 Hz puedes añadirle un subwoofer de calidad.

Los Adam A7X  cuentan con controles en la parte trasera para ajustar las frecuencias altas y bajas a cualquier gusto. La calibración de fábrica otorga unos graves algo suaves, pero con los controles puedes obtener unos bajos potentes y profundos con facilidad. Las frecuencias altas son algo más difíciles de optimizar, aunque solo debes reproducir música y mover el control hasta encontrar el punto óptimo. Los agudos de este altavoz amplificador pueden resultar demasiado analíticos al comienzo, pero es algo que se suaviza con el rodaje.

Cualquier monitor de estudio precisa un tiempo de rodaje para que todas las piezas móviles de altavoz se muevan con fluidez. El rodaje lo puedes ir haciendo poco a poco con el uso de los altavoces o recié comprados. Los expertos recomiendan un rodaje de unas 100 horas, mezclando ruido rosa con algo de música a un volumen medio-alto.

Otro punto positivo de los Adam Audio A7X es que integran los puertos de graves en la parte delantera. Esto significa que las ondas se dirigen principalmente al frente, por lo que causan menos rebotes contra la pared trasera. Esto es ideal para estudios pequeños.

Conclusión:

Creemos que es la mejor opción entre los monitores de campo medio que puedes obtener en el mercado. Los altavoces autoamplificados Adam A7X son perfectos para monitorear audio, incluso si no contamos con un subwoofer. La respuesta de frecuencias es amplia y ofrece detalles notables en todas las nota.

Audioengine 5+B

Altavoces autoamplificados Audioengine-5+B

ventajas

Control remoto, puerto USB, calidad de sonido. Buena relación calidad-precio.

desventajas

Nada relevante que mencionar.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 5″.
  • Potencia: 50 W por canal.
  • Sensibilidad: 95 dB.
  • Respuesta en frecuencia:50 Hz – 22 kHz.
  • Dimensiones:20 x 27 x 18 cm.
  • Peso:10 Kg.

Los altavoces autoamplificados Audioengine 5+B ofrecen una calidad de sonido estupenda y tienen un diseño atractivo y simple. Incluyen un control remoto e integran un puerto USB para cargar tus dispositivos móviles.

Diseño:

Atractivo estilo industrial. Estos monitores de campo cercano Audioengine son una actualización de los excelentes A5, y su diseño es prácticamente el mismo. Cuentan con una estructura hecho de madera MDF y se presentan en blanco o negro mate, la diferencia es que son un poco más grandes que el modelo original. Tienen un estilo algo industrial, no muy elegante pero atractivo. Lucen como unos altavoces de estantería comunes, con la diferencia de que están amplificados, por lo que puedes usarlos directamente con cualquier fuente de audio.

Cada altavoz integra woofers de kevlar de 5” y tweeters de cúpula de 20 mm. El altavoz izquierdo integra el amplificador Dual Class A/B monolithic que produce 50 W por canal. Audioengine afirma que los monitores de estudio 5+ integran un nuevo sistema termal que mantiene una temperatura baja y mejora el desempeño sonoro.

Conectividad:

Con mucho juego. Los altavoces activos Audioengine 5+B integran entradas y salidas RCA en la parte trasera, además de una entrada de 3.5 mm. Podrías conectarle un subwoofer adicional para mejorar la calidad de los graves, pero de todas formas se desempeñan muy bien por sí solos.

Los altavoces autoamplificados Audioengine 5+B vienen con un puerto USB que puedes utilizar para cargar un dispositivo móvil, lo cual es muy útil, ya que puedes conectar cualquier dispositivo, como por ejemplo un reproductor MP3, a una de las entradas de audio y cargarlo al mismo tiempo. También traen un control remoto que te permite controlar el volumen, silenciar los altavoces o colocarlos en modo sleep.

Sonido:

Sublime. Los altavoces auto amplificados 5+B producen un sonido sutil con mucho dinamismo en todas las frecuencias. El balance de sonido se siente algo más excitante que el del modelo anterior, pero se mantiene muy fiel. Probamos los altavoces profesionales junto con el modelo anterior y notamos que el sonido se percibe más expansivo y potente en los 5+B. La diferencia en tamaño entre ambos modelos es mínima, pero claramente se puede sentir la diferencia en calidad.

El tweeter provee tonos medios y altos con mucha precisión. Los bajos, por otro lado, resuenan menos que en otros altavoces, justo como deben sonar unos altavoces profesionales. Los graves son la base del sonido y los del A5+ son profundos, pero no deben extenderse más de lo necesario. Los monitores de estudio A+ producen detalles que la mayoría no pueden alcanzar. Al probarlos con música instrumental percibimos cada instrumento separadamente y con una nitidez notable.

Los altavoces autoamplificados A5+ pueden sonar muy fuerte sin que aparezca nada de distorsión. Lo más probable es que no sientas distorsiones, incluso al reproducir géneros con bajos profundos y volúmenes máximos. De todas formas, los 50 vatios por canal te proporcionan una potencia más que suficiente para la mayoría de las ocasiones, por lo que te recomendamos optar por un volumen medio y así no te arriesgas a que se dañen los altavoces.

Conclusión:

A la altura de los Adam A7X. Es difícil encontrar altavoces autoamplificados 2.0 que suenen tan bien como los Audioengine 5+B, a excepción de los Adam A7X. El dinamismo y el detalle sonoro que ofrecen estos monitores de estudio son grandiosos. No son el sueño de los adictos a los bajos, aunque la respuesta de las frecuencias bajas es fenomenal, pero el sonido que emiten es muy fiel y no produce ningún tipo de distorsiones. Además, puedes conectarlos con cualquier fuente de sonido para escuchar música, juegos o películas con una calidad de sonido estupenda y muy fiel. Su diseño es atractivo e integran un puerto USB y un control remoto. Son una opción muy versátil y tienen una excelente relación calidad precio.

Dynaudio BM5 MKIII

Altavoces autoamplificados Dynaudio--BM5-MKIII

ventajas

Calidad de sonido, relación calidad precio.

desventajas

Nada relevante que señalar.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 7″.
  • Potencia: 100 W.
  • Sensibilidad: 118 dB.
  • Respuesta en frecuencia: 42 – 24 kHz.
  • Dimensiones:186 x 320 x 296 mm.
  • Peso:7.7 kg.

Los altavoces autoamplificados BM5 MKIII son la actualización de los populares BM5A MKII. El nuevo modelo cuenta con una sensibilidad mayor y una mejor respuesta de frecuencia. Son unos monitores de audio de campo medio muy versátiles que traen opciones de ecualización para adecuarse a cualquier sala.

Diseño:

Como otros altavoces de Dynaudio, los BM5 MKIII cuentan con un diseño simple, elegante y pragmático. El gabinete es de color negro mate y presenta angulaciones atractivas en las esquinas. En el panel frontal podemos observar el tweeter circular de 27,9 mm, que ya es una imagen icónica en muchos estudios alrededor del mundo, y el woofer de aluminio de 7”. El puerto para la salida de los bajos se encuentra en la parte trasera, por lo que debes tratar de ubicarlo algo alejado a las paredes, ya que si lo acercas mucho pueden causar resonancias molestas.

Entre las mejoras que presenta el nuevo modelo encontramos una respuesta de frecuencias más amplia, pues llega a los 42 Hertz, así como una sensibilidad (SPL) que soporta hasta 118 dB. Estos altavoces activos integran un amplificador clase D que provee 50 W de potencia RMS para las frecuencias altas y 50 W para los bajos y medios. El BM5 MKIII alcanza unos volúmenes sorprendentes para este rango de precio, por lo que el woofer cuenta con un limitador integrado para evitar daños al equipo, en caso de que llegues a sobrepasar el volumen a niveles peligrosos.

Nos ha gustado que el fabricante incluya con la compra un stand  o soporte de altavoces de IsoAcoustics que permite los altavoces “floten” en el estudio dando un sonido más amplio sin vibraciones.

Conectividad:

En la parte trasera del altavoz se encuentran integrados filtros que permiten controlar las frecuencias bajas, medias y altas para optimizar el sonido de acuerdo al espacio donde lo vayas a utilizar. Cuenta con interruptores para establecer el crossover por si se le conecta un subwoofer, otro para dejar el altavoz amplificador en modo sleep y uno adicional para el encendido y apagado. Viene con una entrada XLR balanceada y una RCA desbalanceada.

Sonido:

El sonido de estos altavoces autoamplificados es muy claro y preciso. Los bajos se sienten suaves, cálidos y presentan una buena profundidad. Son notables a la hora de reproducir música electrónica, pero ofrecen un nivel de detalle que sorprende, sin importar el género musical. Los monitores de estudio Dynaudio son famosos por los detalles de las frecuencias medias, y el MKIII mantiene la buena reputación.

De hecho, en este aspecto se separan de la competencia: la claridad de los tonos medios es incomparable en este rango de precio. Ésta es una característica muy necesaria para un monitor de estudio, ya que los profesionales de la grabación opinan que una mezcla resalta por la calidad de los tonos medios. Muchos fabricantes de altavoces optan por resaltar los bajos y agudos, al mismo tiempo que sacrifican la claridad de los tonos medios, pero los MKIII ofrecen una notable fidelidad de sonido.

Quizás lo más importante de los monitores de estudio MKIII es que son consistentes en todas las frecuencias. Los tonos más altos y bajos de los altavoces más económicos suelen fallar cuando subimos el volumen, mientras que estos altavoces activos rinden igualmente incluso a volúmenes máximos. Por otro lado, la espacialidad sonora de los Dynaudio BM5 MKIII se siente cercana a la de los Adam A7X (la cual es estupenda), pero las notas se sienten más robustas. El dinamismo también es excelente. Los medios son detallados y la extensión de los graves es notable para un monitor estudio de este tamaño.

Como en el caso de los Adams, los agudos pueden resultar muy brillantes para algunos gustos. El manual de usuario recomienda un rodaje, antes de usarlos para trabajar, de unas diez horas de reproducción continua. Luego de esto, los agudos se suavizan un poco. De todas formas puedes ajustar las diferentes frecuencias en la parte trasera.

Conclusión:

Estos monitores de estudio Dynaudio ofrecen toda la calidad que ha hecho famosa a la marca. La construcción es impecable y el sonido que ofrecen es preciso y muy bien balanceado. Si buscas unos altavoces autoamplificados para tu estudio o para escuchar música con una gran fidelidad sonora, Los Dynaudio BM5 MKIII son una buena opción a tener en cuenta, no existe una mejor opción a este precio. Tienen un precio muy justificado, considerando la calidad que ofrecen, y pueden ser ideales tanto para productores musicales como para audiófilos de cualquier género.

Yamaha Hs-7

Altavox autoamplificado Yamaha-Hs-7

ventajas

Calidad de sonido, buena relación calidad precio. La mejor opción en su rango de precio.

desventajas

Nada que destacar.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 6.5”.
  • Potencia: 95 W (Woofer 60, tweeter 35 W).
  • Sensibilidad:
  • Respuesta en frecuencia:43 – 30 kHz.
  • Dimensiones: 210 x 332 x 284 mm.
  • Peso: 8kg.

La serie HS de Yamaha es la sucesora del mítico NS10, que se lanzó en 1978 y se convirtió en uno de los monitores de estudio más valorados por los ingenieros de sonido. Partiendo de esa premisa, los tres modelos de la serie HS (HS8, HS7, HS5) vienen con una serie de mejoras que los convierten en unos auténticos pepinos. Las únicas  diferencias entre los tres son la potencia y los tamaños del woofer: el Yamaha HS8 viene con un woofer de 8″ y 120 W RMS. Por otro lado, el HS7 integra un cono de 6.5″ y 95 W RMS, mientras que el Yamaha HS5 trae un cono de graves de 5″ y 70 W RMS. A continuación, analizamos el modelo medio, el Yamaha HS7, para que te hagas una idea.

Diseño:

Los altavoces autoamplificados Yamaha HS7 se presentan en gabinetes negros de madera MDF con dimensiones de 210 x 332 x 284 mm y un peso de 8 kg. Son resistentes y de buena calidad. Integran el icónico woofer blanco de la compañía de 6.5” y un tweeter de cúpula de 1”. El tweeter está diseñado para proporcionar buenos detalles y una alta fidelidad en las frecuencias altas. El woofer, por otro lado, cuenta con un nuevo sistema de montaje que elimina las vibraciones y las resonancias sonoras.

Los monitores de estudio Yamaha HS7 presentan puertos para mejorar la salida de los bajos en la parte trasera, por lo que debes tratar de ubicarlos a cierta distancia de las paredes. De todas formas, integran controles en la parte trasera (Room Control, Mid EQ y High Trim) que proporcionan versatilidad a la hora de buscarles un lugar. Con el Room Control puedes ajustar las frecuencias por debajo de los 500 Hz y minimizar los efectos negativos que se producen cuando los altavoces están muy cerca de una pared. El High logra el mismo efecto en las frecuencias altas y el Mid EQ proporciona ajustes sutiles para mejorar la salida de los tonos medios.

Conectividad:

Los altavoces autoamplificados Yamaha HS7 cuentan con entradas XLR, TS y TSR de 1/4”, por lo que pueden manejar señales balanceadas e inbalanceadas. Las conexiones XLR y TSR, marcadas como 1 y 2 en el monitor, no pueden usarse simultáneamente.

Sonido:

En el apartado sonoro los monitores de estudio Yamaha HS7 rinden muy bien. Lo mejor de todo es que emiten un sonido neutro y fiel, lo que asegura que tus grabaciones o mezclas originales puedan sonar como planeaste en cualquier altavoz. Los bajos se perciben suaves y detallados. Puedes instalarle un subwoofer externo para mejorar la profundidad y potencia de los graves, pero por sí solos suenan muy bien.  Los tonos medios se aprecian claros y fieles. Las frecuencias altas no presentan los detalles de los monitores de estudio más caros, como los Adam A7X, pero en su rango de precio son los mejores.

La espacialidad sonora es buena, pero no ofrece una separación tan exquisita como la de los monitores estudio Adam A7X o los Audioengine 5+B. Algo notable de los HS7 es que no producen ningún tipo de distorsión. Cuentan con una excelente radio de señal a ruido y no sentimos ninguna perturbación sonora al probarlos, incluso a volúmenes máximos. La potencia RMS de 95 W resulta perfecta para trabajar en salas medianas.

Conclusión:

En general, los monitores de estudio  Yamaha HS7 son estupendosEl sonido que producen es muy natural y no presentan ninguna coloración extra, un aspecto indispensable para producir mezclas o grabaciones de calidad. Cuentan con el tamaño perfecto para cualquier estudio casero y proporcionan unos bajos potentes y profundos, de manera que no necesitarás adquirir un subwoofer externo para grabar o mezclar. Son la mejor opción (en su rango de precio) para ingenieros de sonido, productores o DJs que busquen unos altavoces de calidad y asequibles.

M-Audio M3-8 Black

Altavoces autoamplificados M-Audio-M3-8-black

ventajas

Potencia, calidad de los bajos.

desventajas

Sonido molesto cuando no estan reproduciendo música.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 8″.
  • Potencia: 220 W.
  • Sensibilidad: 90 dB.
  • Respuesta en frecuencia:40 – 20 kHz.
  • Dimensiones:33,5 x 29 x 47,2 cm.
  • Peso:10 kg.

Los altavoces autoamplificados M-Audio M3-8 son una buena inversión para tus actividades musicales. La calidad de sonido es estupenda, fiel, y cuentan con una potencia muy superior a la competencia.

Diseño:

Los monitores de estudio M-Audio M3-8 tienen un diseño sencillo y elegante. Se presentan en un gabinete negro mate que integra un woofer de Kevlar de 8” y otro de 5” que trabaja con los tonos medios, además de un tweeter de 27 mm. Cada driver cuenta con su propio amplificador. El woofer se potencia con 150 W mientras que el midrange (tonos medios) y el tweeter cuentan con sus propios amps de 35 W: los tres amplificadores son de clase A/B. En la parte superior trasera se encuentran los puertos para las salidas de bajos. En general, se sienten muy resistentes y cuentan con una excelente construcción.

Conectividad:

Las opciones de conectividad de este altavoz amplificador incluyen entradas RCA, 6.3 mm XLR balanceada. Tiene controles para manejar los tonos bajos, medios y altos, y también integra un switch para establecer el crossover que te permite utilizar el altavoz con un subwoofer externo.

Sonido:

Los altavoces autoamplificados M-Audio M3-8 producen un sonido muy potente, especialmente en los bajos. El woofer de 8” tiene una salida sorprendente para un altavoz de este tamaño. Pueden ambientar perfectamente salas de cualquier  tamaño, y además puedes ecualizar todas las frecuencias para optimizar el sonido a cualquier espacio.

Lo probamos en un estudio y escuchamos un sonido muy limpio, incluso por encima de los 88 dB.La fidelidad de sonido es estupenda debido a los tres transductores integrados. Todas las frecuencias se perciben muy claras, especialmente las vocales. El balance y la separación de sonido entre las vocales, los bajos y los instrumentos es notable para un monitor de este tamaño.

El rendimiento de los bajos es estupendo y para la mayoría de las ocasiones no necesitarás de un subwoofer externo. Las frecuencias bajas son profundas y no opacan a las otras notas.  El tweeter de estos altavoces activos produce agudos claros y nítidos. Los tonos medios suenan mejor que en muchos altavoces más caros, aunque no son tan buenos como los del MKIII o los Audioengine 5+B.

El rango de frecuencia es muy extenso , de los mejores que puedes encontrar en monitores asequibles. La potencia, por otro lado, es sorprendente. Cuenta con el doble de capacidad que puedes encontrar en modelos de este rango de precio.Lo ùnico negativo que notamos es que los drivers producen una especie de zumbido cuando están encendidos. Es algo que no se nota cuando se reproduce una canción, pero puede llegar a ser molesto.

Conclusión:

Los altavoces autoamplificados M3-8 cuentan con una potencia estupenda y pueden funcionar a la perfección como monitores de estudio o como altavoces para reproducir cualquier género musical. Son una excelente opción para aquellas personas que buscan un altavoz de calidad y potente, sobretodo considerando su precio.

KRK RP5G3

Altavoces autoamplificados KRK-RP5G3

ventajas

Buena relación calidad precio.

desventajas

Potencia limitada.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 5″.
  • Potencia: 50W.
  • Sensibilidad: 106 dB.
  • Respuesta en frecuencia:45Hz – 35kHz.
  • Dimensiones:37 x 32 x 28 cm.
  • Peso: 6,4 kg.

Los KRK Rokit 5 Gen 3 son uno de los altavoces autoamplificados más populares del mercado, y no es para menos, tienen una excelente relación calidad precio: son muy asequibles y rinden mejor que cualquier monitor estudio de su rango de precio.

Diseño:

Los KRK Rokit 5 G3 pueden funcionar perfectamente como monitores de estudio para cualquier estudio casero pequeño, así como para cualquiera que quiera escuchar música con una buena fidelidad. Cuentan con un amplificador A/B de 50W, un woofer de 5” amarillo icónico y un tweeter de 25 mm que provee una respuesta de frecuencia hasta los 35 kHZ. Este rango mucho mayor al que puede oír un humano, pero esto ayuda a que las frecuencias más altas que sí escuchamos suenen más limpias y definidas.

Los gabinetes de los altavoces profesionales KRK RP5G3 integran una espuma en la base que le da un mejor aislamiento entre la superficie y los altavoces activos. Las esquinas de los gabinetes están diseñadas con ángulos que buscan minimizar las distorsiones causadas por la difracción sonora. Además, los puertos para la salida de los bajos se encuentran en la parte frontal, lo cual reduce el rebote de los bajos cuando son colocados cerca a una pared.

Conectividad:

En la parte trasera del altavoz amplificador KRK RP5G3 se encuentran controles para manejar las frecuencias altas y bajas, además de un interruptor para el encendido y un potenciómetro para el volumen. Integra una salida RCA, así como un par balanceado TRS y XLR. Puedes conectar estos altavoces activos a cualquier fuente de audio. Lo único negativo que encontramos es que el control de volumen puede resultar algo molesto de manejar, ya que se encuentra en el panel trasero.

Sonido:

Después de probarlos por algunas horas es fácil entender por qué son tan populares estos monitores de estudio. Ofrecen un sonido muy neutral y una estupenda claridad en todas las frecuencias, por lo que muestran con fidelidad el producto final al momento de una mezcla.

Todas las tonalidades se sienten bien balanceadas: los agudos son nítidos y cálidos, mientras que los medios tienen una buena definición. Los bajos se sienten fuertes pero no opacan a las otras frecuencias. Además son versátiles, ya que los controles del panel trasero ayudan a optimizar el sonido a cualquier habitación.

No proveen la profundidad o detalles de los mejores altavoces autoamplificados de esta lista, pero tienen el sonido más fiel en su rango de precio. Tienen una potencia de 50 W, una capacidad poco sorprendente, pero funcionan bien en habitaciones pequeñas.

Conclusión:

Los KRK RP5G3, también conocidos como los Rokit 5 Gen 3, tienen una excelente relación calidad precio. Ofrecen un perfil de sonido neutro, perfecto para monitorear grabaciones en un estudio y para audiófilos que buscan disfrutar de una alta fidelidad de sonido. Lo mejor de todo: son muy asequibles.

Edifier Studio R1280T

Altavoces autoamplificados Edifier-Studio-R1280T

ventajas

Asequibles, calidad de sonido.

desventajas

Distorsionan en volúmenes altos.

Características Técnicas:

  • Tamaño del cono: 4″.
  • Potencia: 42 W.
  • Sensibilidad: 85 dB.
  • Respuesta en frecuencia:75 – 18 kHz.
  • Dimensiones:19,6 x 14,6 x 23,4 cm.
  • Peso:4,9 kg.

Los altavoces autoamplificados R1280T ofrecen una buena calidad de sonido, tienen un diseño atractivo y son muy asequibles. Pueden conectarse a múltiples fuentes de audio, traen control remoto y el sonido puede ecualizarse para adaptarse a cualquier espacio. Son los mejores altavoces autoamplificados por menos de 100 euros que puedes conseguir.

Diseño:

Estos altavoces autoamplificados Edifier R1280T están hechos con capas de madera MDF y plástico resistentes a la humedad. Se ven elegantes, clásicos y muy atractivos. Están reforzados con metal en la parte superior y presentan unas rejillas removibles que protegen los transductores. Debajo de las rejillas cada altavoz integra un woofer de 4”, un tweeter de cúpula de 13 mm y un puerto para la circulación del aire, lo que mejora el rendimiento de los drivers.

El altavoz derecho integra un amplificador que proporciona 21 W a cada altavoz. Este alimenta al altavoz izquierdo a través de un cable removible que viene incluido con la compra. El altavoz amplificador cuenta con un sensor infrarrojo, necesario para utilizar control remoto que viene con el paquete. El control es muy sencillo, solo tiene tres botones para silenciar los altavoces y subir o bajar el sonido. Además, integra tres potenciómetros que permiten controlar el volumen, los bajos y los agudos.

Conectividad:

Los monitores de estudio de campo cercano Edifier R1280T te permiten conectar varias fuentes de audio simultáneas a través de dos entradas RCA que se encuentran en la parte trasera del altavoz amplificador. Una se encuentra señalada como PC, y te permite conectar los altavoces activos con ordenadores, reproductores MP3, etc., a través de un cable 3.5 mm-RCA (incluido). La otra salida está señalada como AUX, y puede ser utilizada para conectar tocadiscos o equipos de sonido estéreo a través del cable RCA (también incluido). También puedes conectar TVs que cuenten con salidas RCA.

Sonido:

Los altavoces autoamplificados Edifier R1280T ofrecen un sonido bastante neutral. Los amantes de los bajos tendrán que subirle un par decibeles a través de los controles integrados en el altavoz derecho, pero vienen calibrados para funcionar a la perfección como monitores de estudio. Los controles para la ecualización son sutiles, un aspecto que se aprecia. El sonido se puede ajustar a los gustos de cualquier usuario.

No proporcionan un sonido con tanta fidelidad, si los comparamos con los mejores modelos de esta lista, pero en su rango de precio son incomparables. Los probamos y notamos que las frecuencias bajas se sienten algo subrayadas al reproducir música instrumental, pero esto es solo perceptible para los oídos más críticos y en canciones puntuales. En general todas las notas presentan un buen balance.

Todas las notas se sienten bien diferenciadas y los detalles sonoros son sorprendentes para unos altavoces tan económicos .  Distorsionan a volúmenes altos, pero si utilizas un volumen medio no percibirás ningún problema. El altavoz amplificador ofrece 42 W de potencia, la cual no es una capacidad para nada sorprendente, pero funciona muy bien en salas pequeñas.

Conclusión:

La calidad de sonido que ofrece el sistema 2.0 de altavoces autoamplificados  Edifier R1280T es la mejor que puedes obtener por menos de 100 euros. Cuentan con un perfil de sonido neutro y bastante fiel. La potencia puede dejar algo que desear en algunas ocasiones, pero es sorprendente para el tamaño de estos monitores de estudio. Tienen buenas opciones de conectividad, se puede ecualizar el sonido y hasta traen un control remoto. Si buscas unos altavoces económicos y de alta fidelidad, los Edifiert R1280T son una gran opción. No son los mejores de esta lista pero no estan nada mal, especialmente a este precio.

Conclusión final

Los siete modelos de altavoces autoamplificados que te presentamos en esta comparativa son lo mejor que puedes conseguir por debajo de los mil euros. Los Edifiert R1280T son la mejor opción por menos de 100 euros. Si te quieres gastar un poco más, tienes estupendas opciones: los KRK RP5G3 ofrecen un sonido excelente, mientras que los M-Audio M3-8 ofrecen una potencia que te permite ambientar fiestas y las habitaciones más grandes.

Por un poco más de dinero puedes optar por los DynaudioBM5 MKIII o los Yamaha HS7. Ambas opciones son ideales tanto para profesionales como para audiófilos. Los Audioengine 5+B son una opción muy versátil, ideal para utilizarse con dispositivos móviles, y también ofrecen mucha fidelidad al reproducir cualquier género musical. Por último, los ADAM A7X ofrecen la mejor calidad y fidelidad de sonido que puedes obtener por menos de 1000 euros.

Te dejamos con un video que muestra algunos estudios que usan altavoces autoamplificados ADAM. Si deseas averiguar sobre los mejores auriculares, altavoces, tocadiscos, o cualquier dispositivo de audio, puedes revisar con confianza nuestra página culturasonora. Allí publicamos constantemente reseñas profundas sobre los mejores equipos de sonido del mercado.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

[Total:6    Promedio:4.3/5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies