AKG K550, auriculares HIFI con cable para escuchar música en casa.

PROS: Sonido detallado con casi todos los generos musicales, muy cómodo, con buen aislamiento de sonido.

CONS: Cable no extraíble y extenso para uso portátil, no viene con estuche. Bastante grandes

CONCLUSIÓN: De los mejores auriculares calidad de audio-precio. Pero sólo son funcionales en casa.

 

%

RATING

  • Graves 78%
  • Medios 82%
  • Agudos 85%
  • Comfort 65%
  • Tipo: Over-Ear/Circumaurales, tipo cerrado.
  • Respuesta de frecuencia: 12Hz-28kHz
  • Impedancia: 32 Ω
  • Sensibilidad:114 db

Durante una década los auriculares Hifi de AKG se mantuvieron con un diseño abierto que no permitía ningún tipo de aislamiento, y que iba enfocado a su uso en estudios musicales. Eso sí, eran unos cascos de música Hifi con muy buena relación calidad precio. 

Los AKG K550 rompieron esta tradición de muchas maneras y trayendo un diseño completamente distinto a la marca, tanto por dentro como por fuera. Además, gracias a su nueva estructura cerrada tienen un buen aislamiento, lo que nos otorga una nueva experiencia musical.

Por todo esto y más, desde Culturasonora les hemos dedicado a los AKG K550 un análisis exhaustivo que te desvelará todos sus detalles.

Diseño – K550

El modelo AKG K550 es grande en todos los sentidos: sus auriculares son anchos y gruesos; el cable es bastante largo; y por dentro tienen transductores de hasta 50 mm.

Se trata de un diseño over-ear cerrado, con una composición destinada a aislar al usuario del ruido, evitando también fugas de sonido desde el interior (lo que también evitará que los demás escuchen tu música).

Pese a su tamaño, no son unos auriculares pesados: apenas pesan 300 gramos. Eso sí, debido a su tamaño, los AKG K550 dominarán tu cabeza casi como unas orejeras. Pero a pesar de esto, repetimos, son relativamente ligeros y cómodos, incluso si los llevas puestos durante largas sesiones. Aunque eso sí, nos ha parecido que calientan los oídos más que otros modelos.

Como contra te diremos que al probarlos hemos notado que no agarran tan bien como deberían. Si te inclinas hacia abajo, notas que se pueden caer. El tema emperora  cuando se saltas o se hacen movimientos bruscos.

Por ahora, los AKG K550 sólo los fabrican en un único color: el negro. Muy distinto a lo que marcas como Bose y Sony nos ofrecen.

Conexión

El AKG K550 utiliza un cable de goma no removible. Por este precio, nos hubiera gustado ver un cable extraíble. No por mayor durabilidad, sino por temas de portabilidad.

Con un largura de 3 metros, el cable del AKG K550 es demasiado extenso para llevarlo cómodamente por cualquier lugar. Parece que los diseñadores no se enfocaron tanto en su uso para exteriores.

De todos modos, su tamaño ya los hacía parecer como unos auriculares no portátiles. Pero cuando busquemos el aislamiento en ambientes ruidosos y con alta concentración de personas, esto nos limitará bastante.

Este cable problemático termina en un conector roscado de 3,5 mm. Además, en la caja nos viene un adaptador de 6,3 mm.

Sonido – K550

Quisimos empezar con algo de blues clásico y “The Thrill Is Gone” de B. B. King fue nuestra elección.

Lo primero que notamos es que el AKG K550 es espacioso en las orejas, y de una manera que va más allá de la mayoría de diseños cerrados.

La serie de tonos, que parecen tener un extraño aire remoto, está bien definida y el auricular separa los hilos individuales de la canción, así como los vuelve a integrar dentro de un todo coherente.

La voz (que es crítica en esta canción) tiene un amplio espacio y está llena de refinamiento. Según vamos viendo, los AKG K550 no pierden un sólo detalle.

La presentación en general resulta bastante completa y equilibrada. Los K550 son muy comunicativos, manejan ritmos de una manera natural, no forzada, y profundizan en la línea de graves con precisión.

A veces parecen estar muy cerca de salirse de tono, pero los AKG caminan con confianza. A pesar de que saborean la estridente voz de B.B King, tienen suficiente impulso y ataque para hacer de The Thrill Is Gone un título emocionante, duro y dinámico de escuchar.

También, es bastante destacada la finura de la guitarra en la composición, ya que le da un toque vivo y de alta resolución a la mezcla.

Encontramos muy pocos defectos. En algunas partes, los agudos se acentuaban un tanto más de lo normal. En otras, los graves no estaban al cien por cien. Pero si tomamos en cuenta su precio moderado, es normal que no encontremos un sonido perfecto.

 

Y es que en base a lo que hemos escuchado y analizado, podemos decir que existe una buena relación calidad-precio.Hay que añadir que en la caja no encontramos una bolsa protectora para los auriculares.

Conclusión

Si lo que buscas es un sonido equilibrado y nítido, no encontrarás unos auriculares cerrados a mejor calidad precio que los K550.

Sólo nos gustaría  que fueran más portatiles. Su grueso cable de 3 metros no molesta nada mientras estás en casa, pero te deja con el bolsillo lleno de alambre cuando vas por la calle. Tal vez nos quejamos demasiado de esto, pero hoy en día cuando algo consigue un sonido tan aceptable no nos gusta dejarlos en casa. Pero si vas con presupuesto limitado, los AKG K550 son unos de los mejores auriculares calidad precio.

 

Especificaciones técnicas AKG K550
Tipo de Auricular Over Ear
Colores Negro elegante
Peso 304 gr
Dimensiones 113 x 180 x 175 mm
Respuesta en frecuencia 20Hz – 20 kHz
Sensibilidad (SPL) 114 dB
Impedancia 32 ohm
Potencia de entrada  200mW
Conectividad Con cable
Conexiones Jack 3.5mm y Jack 6.35mm

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies