¿Qué es un Dac?

 

Un DAC o Digital Analog Converter (Convertidor digital analógico) es un convertidor que transforma las señales digitales en señales analógicas para poder escucharlas a través de altavoces o auriculares. Como sabes, la música que escuchamos hoy en día normalmente viene en un formato digital. El DAC se encarga de proporcionar la información necesaria a los auriculares o altavoces transformando/codificando esa misma información digital de “unos” y “ceros” a ondas.

Puede que no nos demos cuenta, pero la mayoría de nosotros usamos en nuestras casas algún tipo de convertidor analógico digital. Se encuentran integrados en los ordenadores, tablets y teléfonos inteligentes. Es una pieza fundamental para escuchar la música digital, ya que convierte la información digital en las señales analógicas necesarias para que el oído humano las perciba. Cualquier dispositivo que actúe como fuente de un sonido digital, ya sea un reproductor de CD o Bluray, consolas de juego o equipos portátiles de audio, necesitan de un DAC.

Los amplificadores tradicionales no amplifican en digital, los altavoces no reproducen en digital y nuestros oídos no escuchan en digital tampoco: necesitan de ondas analógicas. Sin un DAC, nuestra colección de música no es más que una colección de ceros y unos. Los sonidos que escuchamos en nuestro día a día, como el tráfico, voces de personas, etc…, son transmitidos en forma de ondas sonoras, las cuales viajan a través del aire hacia nuestros oídos en una señal analógica. Las grabaciones analógicas fueron recopiladas en discos de vinilo y cassettes, pero ruidos indeseados y la fragilidad del formato dieron paso a la entrada de los CD, los cuales empezaron la revolución digital a finales del s.XX.

Debes saber que el audio digital es muy diferente al analógico. Los archivos digitales se encuentran normalmente en la forma de Pulse Code Modulation (PCM), y son creados al medir la amplitud de la señal de la música analógica en intervalos regulares. El valor de la amplitud es representado como números binarios y la longitud de los números se conoce normalmente como bit depth, o profundidad de bit. El tiempo de los intervalos de la medida se conoce como sampling rate. La información del audio digital puede ser grabada en una variedad de samples rates, profundidades de bit, códigos y formatos, pero sin importar las diferencias, el trabajo se realiza por medio de un DAC, el cual traduce lo mejor que puede la información binaria para recuperar la grabación analógica original.

¿Cuándo es necesario un DAC externo? 

Si todo aparato que reproduce audio tiene un convertidor digital analógico interno, entonces ¿para qué quiero uno externo? Lo que sucede es que estamos hablando de calidad sonora, no de si suena o no. Un convertidor digital analógico externo puede mejorar exponencialmente la nitidez del sonido.

Todo ordenador portátil o de escritorio, tiene un DAC incorporado para reproducir el sonido guardado en su interior de manera digital. El problema, es que estas partes no son de mayor interés para los fabricantes de los ordenadores, así que usan partes baratas y terminan siendo de dudosa calidad.

Generalmente, un DAC más caro tendrá mejor calidad de audio. Genera menos ruido o distorsión cuando lo comparamos con otros de menor calidad. Lo bueno que llegue a ser el sonido, es directamente proporcional al dinero que inviertas, por lo menos en lo que al DAC se refiere.

Por ejemplo, un portátil de 300 euros produce un ruido molesto al conectar los auriculares al puerto incluido del equipo. Tiene suficiente volumen como para notar todas las distorsiones gracias a la calidad de los audífonos. Aquí es cuando decidimos adquirir un DAC para mejorar la calidad sonora de lo que escuchamos.

 

¿Necesito un DAC? En el siguiente video podemos escuchar la diferencia utilizando un DAC externo.

¿Cómo funciona un DAC?

Un DAC convierte un número abstracto finito (usualmente uno binario fijo) en una cantidad física (como el voltaje). Un DAC ideal convierte los números abstractos en una secuencia conceptual de impulsos que son luego procesados por un filtro de reconstrucción, usando algún tipo de interpolación para llenar la información entre los impulsos. Un DAC puede reconstruir la señal original siempre y cuando cuente con el ancho de banda necesario para realizar la operación. Por otro lado, un DAC práctico convencional actualiza el voltaje análogo en intervalos de muestreos regulares, los cuales son interpolados a través del filtro de reconstrucción.

¿Cómo utilizar un DAC?

Mientras es verdad que cualquier equipo de audio digital requiere un convertidor digital analógico, no todos son creados con la misma calidad. Por ejemplo, puede que algunos no soporten la información de ciertos archivos de audio. Los convertidores de menor calidad pueden introducir ruidos indeseados durante la reproducción, además de algunas distorsiones y Jitters. Un Jitter es algo así como un error digital con el tiempo o timing. El timing es vital para la música digital. Estos problemas, ocasionados por circuitos DAC pobres, generan la necesidad del uso de circuitos externos para mejorar el sonido al momento de usar computadoras u otros dispositivos digitales.

Por supuesto, para sacarle provecho a un DAC debemos comenzar por obtener un buen material en cuanto a los archivos de audio. No podemos obtener milagros cuando reproducimos un MP3 altamente comprimido, como en 128 Kbps. Percibimos los mejores resultados cuando el DAC trabaja con calidad de CD o superior, la cual es bien recopilada en formatos como FLAC, WAV o ALAC (Mac), además de formatos PCM sin pérdida o DSD.

DAC para PC

La mayoría de los convertidores digitales analógicos solo necesitan ser conectados mediante un cable USB a uno de los puertos de nuestro ordenador. Algunos DAC ofrecen otras opciones de conexión, como FireWire, la cual maneja la entrada y salida de audio pero no otorga poder, a diferencia del USB. También existen las opciones de conexión sonora por medio de un cable TOSLINK o RCA.

DAC para auriculares y altavoces.

Una vez hemos conectado un DAC al PC, el próximo paso es sincronizar el equipo necesario para la salida de audio. Para los amantes de la música esto puede significar conectar los mejores altavoces y auriculares a través de un cable de 3.5 mm o RCA. Esto envía la salida a un amplificador externo para permitir la experiencia sonora. Algunos DAC profesionales nos ofrecen la opción de conecciones XLR. Usar un DAC sin duda puede proveer una mejor calidad de sonido, aunque esta depende también de los otros equipos con los que contemos. Utilizar un DAC excelente puede no causar diferencias en la percepción si no contamos con unos buenos auriculares.

DAC para portátil, iPhone, tablets y Android

Como hemos dicho, un DAC se usa para convertir información digital en señales de sonido analógicas. El DAC de audio es de baja frecuencia y alta resolución mientras que un DAC de video cuenta con una alta frecuencia y resolución baja. Los DAC han contribuido mucho a la revolución digital. Podemos mencionar, por ejemplo, las llamadas telefónicas de larga distancia. Las voces de los usuarios son convertidas en señales electrónicas por un micrófono, luego la señal analógica es convertida de nuevo a la digital por un DAC, el cual hace un proceso inverso al DAC. La información digital es posteriormente dividida en paquetes de conectividad para que puedan ser recibidos. La voz digital es entonces extraída y ensamblada, el convertidor la convierte en una señal analógica que la lleva a un amplificador de audio y esta a un altavoz para producir de la manera más fiel posible el sonido que queremos escuchar en nuestros dispositivos.Dac por detras y sus conexiones de dac

¿Qué DAC comprar?

Los convertidores digitales analógicos vienen en variados tamaños y formas, y ofrecen diferentes niveles de opciones en cuanto a conectividad y funcionalidad, por lo que debes pensar para qué necesitas usarlo y el presupuesto con el que cuentas. Los DAC portátiles USB ofrecen portabilidad y un precio razonable. Varían entre un tamaño no más grande que una memoria USB, como el Audioquest DragonFly Black, DACS amplificados que caben en un bolsillo, como el Oppo´s HA-2 SE, o aparatos de mayor tamaño para el equipo en casa, por ejemplo.

La mayoría de las veces obtienen poder de nuestras computadoras o equipos, por lo que no hacen falta fuentes extras de energía. Cuentan con conexiones simples, entradas para auriculares y alguna salida de linea para sincronizarlo con sistemas de sonido. Si necesitas mayor conectividad y no te preocupa transportar el dispositivo, una unidad DAC de escritorio más grande puede ser una mejor opción. Estas requieren de su propia fuente de poder pero ofrecen entradas de audio adicionales. También existen dispositivos diseñados para trabajar como parte de un sistema de audio casero grande. Estos cuentan con más entradas, como las AES/EBU, y otras características adicionales. Soportan todo el rango de formatos de alta fidelidad sonora y también pueden ofrecer conectividad bluetooth para el uso con smartphones o tabletas. Para ver los mejores DAC’s del mercado puedes visitar repasar la comparativa de Cultura Sonora

¿Cuál es el mejor DAC del mercado?

Una de las preguntas más frecuentes es, en el caso de necesitar un convertidor digital analógico, cuál deberíamos comprar. Dividimos los tipos de DAC en tres, según su calidad y precio: A, B, y C.

  • Un conversor digital analógico de clase A, es para esos usuarios que realmente buscan la mejor calidad en sonido sin importar cuánto deben invertir. Estos son utilizados por los audiófilos más exigentes con el fin de buscar la máxima calidad y fidelidad.
  • Un conversor clase B es suficiente para la mayoría de aficionados. Por lo general, una clase B sería la mejor opción en cuanto a calidad/precio. Su calidad de sonido y precio es inferior a los DAC de clase A.
  • Por último, los dispositivos clase C, se adaptan mejor a esos usuarios acostumbrados al mundo portátil o a aquellos que buscan una salida sencilla a sus problemas de conexión. Estos DAC no tienen por qué sonar mal, simplemente son más versátiles. Estos dispositivos pueden sustituir, perfectamente, una tarjeta de sonido común y son la mejor opción económica.

Hemos escrito un artículo adicional en el cual reseñamos a profundidad varios de los mejores DAC del mercado de las tres clases. Puedes revisar nuestra página Cultura Sonora para informarte de las especificaciones técnicas de estos dispositivos. Mientras tanto, te dejamos con un video sobre el proceso de los dispositivos DAC y ADC:

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies