Seleccionar página

Los mejores tipos de maderas para guitarras clásicas, flamencas, acústicas y eléctricas

Al comprar una guitarra, muchos se dejan llevar por la marca del fabricante y pocos atienden a los tipos de maderas para guitarras utilizadas. No obstante, lo que más influye en el sonido y calidad de estos instrumentos son sus materiales de construcción. Y es que estas determinan no solo la duración y resistencia, sino también el timbre, volúmen y calidad general del sonido.

Determinar si las maderas de una guitarra son buenas puede ser un tanto complicado. No solo se trata de los tipos de árboles, sino del lugar donde fueron cultivados, las propiedades físicas y químicas, la estructura de las vetas, entre otros aspectos que hay que tener en cuenta. Es por ello que, para aclarar todas tus dudas, hemos elaborado este artículo. Aquí encontrarás toda la información que necesitarás antes de comprar una guitarra eléctrica o acústica.

Tipos de maderas para guitarras

La clasificación de los tipos de maderas para guitarra varía dependiendo del fabricante. Generalmente, la selección y ordenación de las maderas para estos instrumentos musicales es realizada por expertos en ingeniería de los materiales. Tales profesionales también deben tener un amplio conocimiento sobre botánica.

Por ejemplo, Alhambra, el fabricante de guitarras españolas/clásicas y flamencas, utiliza la más común de estas clasificaciones. Aclaramos que pueden existir variaciones entre cada compañía. No obstante, la base de este sistema es básicamente la misma y todas utilizan estos tres criterios:

  • Tipo de botánico: se refiere al tipo de planta o árbol usado en la construcción de las guitarras. Aunque también este criterio suele venir acompañado de algunos prejuicios, porque tradicionalmente algunas plantas se valoran mejor que otras, como por ejemplo la pícea frente al cedro. Esta valoración obedece solo a la tradición y no se basa en las características que cada madera ofrece.
  • País de procedencia: los luthieres suelen preferir las maderas que proceden de países tropicales y por tanto estas son más caras. Por el contrario, las maderas provenientes de países europeos y con temperaturas templadas o frías son consideradas en cierto sentido más baratas.
  • Pureza del tejido parenquimático: la estructura molecular de las plantas es un elemento que se analiza en laboratorio. Este estudio sirve para determinar la calidad de las juntas entre las capas del tejido. También determina la integridad química de la madera para saber si existen o no agentes propios o externos que influyan en su estructura molecular.

Pruebas físicas y acústicas de las maderas para guitarras

Constituyen la última etapa en el proceso de clasificación. Para ello, se toman muestras de distintas capas del mismo tronco y se analizan en un laboratorio para realizar una caracterización mecánica de esa madera. Posteriormente, tal caracterización se coteja con valores ya establecidos para ese tipo de madera específica y así se comprueba que se encuentra dentro de los estándares normalizados.

maderas para guitarras luthiers

La caracterización mecánica de las maderas para guitarras implica la determinación de dos grupos de parámetros como:

Propiedades físicas

Implica la identificación de la densidad aparente de la madera y otros elementos como la dureza. Se suele utilizar uno de cuatro tipos de ensayos: Brinell, Rockwell, Chaláis-Meudon y Vickers. El más confiable de los cuatro es el ensayo de Chaláis-Meudon, pero en muchos casos también se utiliza el Brinell. Finalmente, se determina la tendencia a la curvatura.

Propiedades mecánicas

Se determinan cuatro parámetros:

  1. Resistencia a la flexión: cuántas libras o kilos de tensión es capaz de soportar al ser flexionada en tres puntos.
  2. Prueba de resistencia a la compresión: determina cuántas de libras de presión soporta un material hasta deformarlo hacia su centro de gravedad.
  3. Capacidad de resistencia a la tracción: se refiere a las libras de tracción que es capaz de soportar un trozo de madera estandarizado
  4. Módulo de elasticidad: indica las propiedades elásticas de la madera.

Todos estos ensayos se realizan con trozos de madera estandarizados. Es decir, son porciones de madera que tienen un porcentaje de humedad, largo, ancho y profundidad específicos. Otro factor importante es que no deben presentar defectos en su estructura, como grietas, nudos, colainas, corazón excéntrico o corazón hueco.

Niveles de clasificación

Esto es algo que puede variar dependiendo del fabricante. Suele estar sujeto al criterio del luthier que, según su formación, puede presentar algunos sesgos. La clasificación de maderas para guitarras más común es:

Clase A

Las maderas Tipo A o Clase A en guitarras para principiantes y casi siempre son laminadas. Esto significa que están compuestas de varias capas que fueron unidas por engomado y por tanto su calidad sonora es inferior.

No obstante, el tipo de maderas para guitarras clasificadas como Tipo A varía dependiendo del fabricante y de sus estándares de calidad. Por ejemplo, Alhambra clasifica como Tipo A algunas maderas macizas y las usa en sus guitarras para principiantes.

Clase AA

Estas son maderas para guitarras de nivel conservatorio e intermedio. Siempre son macizas, con vetas parcialmente rectas y la separación de estas líneas naturales no suele exceder los 3 mm. Asimismo, presentan vibraciones más estables, con mejor resonancia y respuesta a las distintas frecuencias sonoras.

Clase AAA

Se utilizan en guitarras de nivel profesional y su capacidad sonora es máxima. Son maderas que tienen un calibre mayor y

por eso estas guitarras pesan más. Su respuesta a las vibraciones es la más estable de todas y gracias a ello el guitarrista avanzado puede encontrar el sonido deseado.

Exótica AAA+

Son maderas para guitarras con las mismas características que las de Clase AAA pero son exóticas. Se aprecian sobre todo por el aporte estético que brindan al instrumento.

Además de las clases mencionadas, algunos fabricantes agregan el símbolo ‘+’ como una transición entre cada clase. Por ejemplo, la Clase A+ sería una transición hacia la Clase AA, mientras que la Clase AA+ sería una transición hacia la AAA.

Tipos de madera más usadas

tipos de maderas para guitarra

Es mucho lo que se dice sobre los tipos de maderas para guitarra y generalmente lo que predomina son las preferencias y el desconocimiento. En general, estas son las maderas más usadas en guitarras eléctricas y con caja de resonancia (clásicas/españolas, flamencas y acústicas).

  • Más comunes de guitarra eléctrica: álamo, caoba, fresno, tilo norteamericano, arce, palorosa/palo santo. También palo santo de la India, agathis, nogal, meranti, pino de Nueva Zelanda, sapelli, laurel.
  • Menos comunes de guitarra eléctrica: panga panga, okoume, jatoba, bunbinga, nyaton, pau ferro.
  • Más comunes en guitarras con caja de resonancia: caoba de Suramérica, caoba africana, abeto/pino abeto, nogal, pícea, meranti tembaga, nato, palisandro, sapelli, ébano, granadilla, ciprés, agathis, pino tropical, nato, arce flameado.
  • Menos comunes en guitarras con caja de resonancia: koa hawaiana, okoume, sicomoro, ovangkol, ziricote, samanguila, cedro rojo californiano, cocobolo, olivo, pino abeto canadiense, nazareno/purplewood.

Las maderas mencionadas como menos comunes se usan en guitarras para principiantes, intermedios, avanzados y exóticas/personalizadas. Estas son en muchos casos maderas experimentales o baratas, como la koa hawaiana, el okomune y el ovangkol. En otros casos solo cumplen funciones estéticas, como el cocobolo y el nazareno.

Maderas exóticas

Las maderas exóticas como el okomune y el ovangkol se usan en las fábricas de Malasia y Filipinas porque son endémicas de la zona y ello reduce los costes de producción. Por el contrario, maderas como el cocobolo y nazareno son caras y el comprador finalmente paga más por su belleza estética que por el desempeño sonoro.

Un ejemplo de esto es el nazareno, que resulta ser una de las maderas más densas y difíciles de trabajar en el mundo. Tiene una resonancia casi nula y hasta las maderas laminadas de pícea tienen mejores capacidades acústicas que el nazareno. No obstante, esta madera es muy popular porque anula los sonidos indeseados y da prioridad a las frecuencias de la tapa armónica, además del indudable valor estético que aporta con su bello color púrpura.

Esto también ocurre con la madera de cocobolo, cuyo valor acústico es casi nulo trabajando por sí sola. En cambio, resulta excelente cuando se busca resaltar las propiedades de otras maderas.

tipos maderas para guitarras

Mejores maderas para guitarra eléctrica

Es importante destacar que estas características varían, si bien levemente, entre las distintas especies de un mismo árbol. Esto se debe a las condiciones edafoclimáticas particulares del país de origen, entre otros aspectos. Estas son las maderas más usadas en guitarras eléctricas:

Álamo

Existen tres especies de álamo: Populus nigra cv thaisiana, P. alba var bolleana P. x canadensis conti. Las características promedio de estas especies son:

  • Densidad: las tres especies tienen una densidad media de 0,35 a 0,45 g/cm3. Esto quiere decir que sus maderas son blandas pero con excelentes propiedades acústicas.
  • Dureza: por ser una madera blanda, su dureza en la escala de Janka se encuentra entre 1.0 – 2.0 k/N. Esto quiere decir que no es muy resistente a los golpes, pero es fácil de trabajar.
  • Flexión: el álamo no es una madera muy resistente a la flexión  (46 – 62 N/mm2). Algunos fabricantes compensan esto al usar un cuerpo compuesto por varias capas de la misma madera. Así, el engomado y la compresión a la que se somete ejerce una fuerza adicional.
  • Compresión: su durabilidad también incide en la compresión, que es de 27 – 37 N/mm2. Para superarlo, todos los fabricantes se valen del acabado en resina. De esta manera se previenen las abolladuras.
  • Tracción: se trata de la resistencia que tiene la madera cuando se le aplican dos tensiones en sentido contrario. A diferencia de las otras características, encontramos que los valores del álamo en este apartado son intermedios (4.7 – 4.9 N/mm2), lo que significa que resiste una mayor fuerza tracción. Esto se debe a su elasticidad.
  • Elasticidad: se encuentra entre 7600 – 9800 N/mm2. Esta es la principal ventaja del álamo, pues gracias a que es muy elástica, su capacidad vibratoria es bastante amplia y se puede aprovechar al combinar con otras maderas más duras.

Tilo norte americano

El tilo americano (Tilia americana) es el más usado por fabricantes como Ibanez y Fender, que cuentan con las guitarras más vendidas del mundo. Esto indica cierta preferencia por el sonido de estas marcas, pero ¿se debe a las maderas? Veamos:

  • Densidad: no es la mejor característica de esta madera, porque solo tiene una densidad media de 417 kg/cm2. Por ello se clasifica como una madera liviana y poco resistente a los golpes.
  • Dureza: quizás esta es la madera con menos dureza. Tiene una media de 1,8 en la escala de Chaláis-meudon, por lo que se considera como muy blanda. Es fácil de trabajar y la pintura se adhiere muy bien, pero es una hoja de papel ante los golpes y por eso se suelen usar hasta cinco capas de acabo para brindarle una mayor resistencia.
  • Flexión: tiene una flexión similar a la del nogal europeo, con 955 kg/cm2. El principal beneficio que le aporta esta características es frente al uso de floyd o el trémolo, que la hace más resistente al abuso.
  • Compresión: la resistencia a la compresión es de solo 340 kg/cm2. Quizás se deba tener cuidado con no dejar cosas pesadas sobre ella para evitar deformaciones.
  • Tracción: su rango medio se encuentra en 970 kg/cm2, es decir, resiste muy poco.
  • Elasticidad: tiene una capacidad elástica de 68.000 kg/cm2. Esto nos indica que su capacidad de vibración es poca. No obstante, muchos músicos tienen preferencia por estas maderas para guitarras.

En nuestro artículo sobre guitarras Gibson puedes consultar las propiedades de la caoba, otra madera muy usada en guitarras eléctricas.

Aliso

El aliso y específicamente el Alnus glutinosa es una de las maderas mejor valoradas para la fabricación de guitarras eléctricas. Esta especie es originaria de Europa y su importación es una de las más altas en el mercado porque tiene un crecimiento rápido.

  • Densidad: es una madera semiligera, con 550 kg/cm2. Su valor la coloca como un equivalente al tilo europeo y es una de las mejores maderas para guitarra eléctrica.
  • Dureza: tiene una dureza 1,8 en la escala de Chaláis-Meudon, al igual que el tilo americano. El resto de sus propiedades difieren considerablemente.
  • Flexión: esta característica le permite tener una mejor respuesta ante el floyd rose, ya que su valor es de 800 kg/cm2. No obstante, esto dependerá de la integridad de la madera. Mientras menos defectos tenga, mejor será.
  • Compresión: su capacidad de compresión es de nivel medio (410 kg/cm2). El resto de sus características compensan y trabajan en función de mejorar su resistencia ante fracturas.
  • Tracción: es la madera con el menor valor de tracción, al tener solo 440 kg/cm2. Esto, en vez de suponer un defecto, resulta en un gran beneficio porque es lo que hace posible su capacidad elástica y, por tanto, acústica.
  • Elasticidad: es de 115.000 kg/cm2, es decir, es muy elástica. Gracias a ello, su capacidad sonora es de primera calidad y es por ello que la valoran tanto.

Nogal

Describiremos dos especies de nogal: nogal europeo (Juglans regia L) y nogal americano (Juglans nigra L). Estos, a pesar de pertenecer a un mismo género, difieren en varias de sus características:

  • Densidad: tanto el nogal europeo como el americano tienen maderas semipesadas. Su densidad es de 650 kg/m3 y 610 kg/m3 respectivamente.
  • Dureza: el nogal europeo tiene un valor de 3,8 y el americano de 3,6 en la escala de Chaláis-Meudon. Ello quiere decir que cuentan con maderas semiduras. Esta diferencia en la dureza de ambas especies se debe a las distintas temperaturas en las que son cultivados.
  • Flexión: a pesar de tener una densidad media, ambas especies tienen una capacidad de flexión considerable: el nogal europeo con 970 kg/cm2 y el nogal americano con 1010 kg/cm3. Esta diferencia es mínima y los luthieres suelen escoger la especie que les genere menores gastos de transporte.
  • Compresión: el nogal europeo tiene un valor de 590 kg/cm2 y el americano de 523 kg/cm2. Esto nos indica que ambos tienen una resistencia a la compresión bastante buena.
  • Tracción: tanto el nogal europeo como el americano tienen poca resistencia a la tracción, con 970 kg/cm2 y 930 kg/cm2 respectivamente.
  • Elasticidad: ambas especies de nogal son muy elásticas (113.000 kg/cm2 el nogal europeo y 116.000 kg/cm2 el americano).

Las diferencias entre ambas especies de nogal son mínimas. Sin embargo, la mayoría de luthieres suelen preferir el nogal americano porque su elasticidad le otorga una capacidad vibratoria levemente mayor. Por el contrario, los luthieres de la región europea central, como Alemania, prefieren el nogal europeo. Y no porque sea más barato, sino porque prefieren sonidos con buen ataque pero sustain moderado.

Puedes ver otras características del nogal y muchas maderas más en el libro de José Ángel Chacón Tenllado «La Guitarra en la Luthería» 

Nuestra recomendación

Ahora la gran pregunta es ¿cuáles son las mejores maderas para guitarra eléctrica? Para nosotros el tilo, el aliso y el nogal europeo son muy buenas opciones. No obstante, no somos partidarios de imponer nuestras preferencias y siempre optamos porque el músico pruebe, experimente con los distintos tipos de maderas y decida cuál de ellas se ajusta más a su personalidad.

maderas para guitarras acuisticas

Mejores maderas para guitarras acústicas, clásicas/españolas y flamencas

Ahora veremos los tipos de maderas que se usan más ampliamente en la fabricación de guitarras clásicas/españolas, flamencas y acústicas que son las más populares del mundo. Para ello, tan solo nos centraremos en el cedro y la pícea porque son las que mayor importancia reciben por parte de los luthieres.

Cedro

Para esta sección hemos seleccionado dos especies. Por un lado, el cedro rojo del pacífico (Thuya plicata D), considerado Clase AA+ y AAA. Por otro lado, el cedro común (Cedería orodata L), clasificado como  A y AA.

  • Densidad: entre ambas especies hay una diferencia considerable con 370 kg/cm3 (Thuya plicata D) y 590 kg/cm3 (Cedería orodata L). La primera es una madera selecta, con una capacidad acústica equilibrada.
  • Dureza: la diferencia en cuanto a dureza también es notable: 1,3 (Thuya plicata D) y 2.0 (Cedería orodata L) según el ensayo Chaláis-Meudon. Ambas son consideradas maderas blandas, pero la clasificación de calidad se encuentra a favor de la más suave.
  • Flexión: ambas especies de cedro son altamente flexibles (530 kg/cm2 el cedro rojo y 753 kg/cm2 el cedro común).
  • Compresión: el cedro rojo tiene una resistencia a la compresión de 310 kg/cm2, mientras que el cedro común resiste hasta 415 kg/cm2. Es decir, el cedro común tiene una resistencia media, mientras que al rojo no le va muy bien con la compresión.
  • Tracción: estas maderas no aplican para las pruebas de tracción por ser tan blandas.
  • Elasticidad: si bien no son las maderas más elásticas del mundo, se desempeñan bien en este aspecto. El cedro rojo alcanza unos valores de 80.000 kg/cm2, mientras que el cedro común es un poco más elástico, con 90.000 kg/cm2.

El cedro generalmente se usa para la fabricación de la tapa armónica. Lo más importante para esta parte de la guitara es la flexibilidad y elasticidad, porque su principal responsabilidad es la resonancia. El cedro le viene como anillo al dedo por ser una madera blanda y altamente flexible.

Ahora bien, la principal diferencia entre ambos tipos de cedro se encuentra en las vetas del tejido parenquimático. En el cedro rojo del pacífico, las vetas se encuentran muy juntas, con un 1 mm de separación aproximadamente. En el cedro común la separación entre vetas puede exceder los 2 mm. Esta diferencia es vital para la estabilidad del sonido: mientras más juntas se encuentren las vetas, mejor calidad acústica tendrá la madera.

Pícea

La especie más valorada de pícea es la Picea abies Karst. Su origen es principalmente español y desde el siglo XV ha sido la madera favorita para la construcción de guitarras y también de instrumentos para música de cámara.

  • Densidad: es un intermedio entre las maderas de cedro antes descritas, por tener una densidad de 450 kg/m3. Esto implica que es liviana, con muchos poros dentro del tejido parenquimático y por tanto conserva bastante bien el sonido.
  • Dureza: en la escala de Chaláis-Meudon es de 1,5. Por ello se clasifica como una madera blanda y elástica.
  • Flexión: su capacidad de flexión es de 710 kg/cm2.
  • Compresión: en este aspecto sí es levemente superior al cedro, con 450 kg/cm2. Esto implica que el sonido tiene la tendencia a desplazarse más hacia el centro de la madera, donde se encuentra la boca de la tapa armónica.
  • Tracción: esta madera no aplica para las pruebas de tracción por ser tan blanda.
  • Elasticidad: en cuanto a elasticidad, la pícea es muy superior al cedro, con 110.000 kg/cm2. Una guitarra con esta madera es más vibrante, o al menos esto es lo que se concluye de los datos que arroja el software durante el ensayo acústico. Algunos luthieres afirman que el cedro es más resonante, aunque a la luz de los ensayos esto no es cierto.

Nuestra recomendación

La favorita de los luthieres es la pícea para casi todos los instrumentos musicales que trabajan con caja de resonancia. Aunque nosotros preferimos el cedro por su estabilidad, porque nos gusta el sonido pastoso, con armónicos duraderos y volumen estable.

Relación acústica entre las maderas para guitarras

Más allá de lo que se cree, los tipos de maderas usados para la fabricación de guitarras tienen características muy particulares que varían de acuerdo a su especie y país de origen. Algunos de los factores que más influyen en la acústica de las maderas para guitarras son:

  1. La temperatura.
  2. Los suelos donde se cultivó el árbol.
  3. Los químicos con los que fue tratado.
  4. La época y año cuando fue talado el árbol.

Estos elementos crean diferencias en maderas para guitarras del mismo tipo. A pesar del estándar que existe en la fabricación de estos instrumentos, algunos guitarristas profesionales dicen notar diferencias en la respuesta sonora de guitarras que son idénticas.

Esto lo confirman las pruebas experimentales. Y es que en guitarras idénticas del mismo modelo es posible encontrar diferencias de peso de aproximadamente 7%. También se presentan variaciones en la frecuencia modal cercanas al 9% y en la amortiguación modal superiores al 35%.

Características y diferencias entre las maderas para guitarras más usadas

  • El nogal tiene una respuesta sonora más estable.
  • La caoba tiende hacia las frecuencias bajas y medias.
  • El aliso es equivalente nogal, pero con menos estabilidad.
  • Las maderas de densidad baja se usan en la fabricación de cuerpos de guitarra eléctrica, porque son más estables.
  • Las frecuencias modales en el nogal alcanzan los 3675 Hz, mientras que el fresno llega hasta los 3573 Hz. Esto quiere decir que el nogal tiene una mejor respuesta.

En la siguiente imagen se pueden observar la respuesta entre el fresno y nogal. Acotamos que walnut es nogal y ash wood es fresno.

respuesta de frecuencias maderas para guitarra

Se observa en la imagen anterior que el fresno tiene una frecuencia de flexión mayor que el nogal (923 Hz vs 748 Hz), lo que se puede traducir como más volumen o ataque. Por otro lado, el nogal tiene una frecuencia modal superior (3675 Hz vs 3573 Hz), lo que se puede entender como mayor estabilidad y sustain.

Influencia de las barras armónicas en la calidad sonora

Este es quizás el mito más extendido cuando se habla sobre los tipos de maderas para guitarras clásicas/españolas y flamencas. Los luthieres son los principales agentes divulgadores de estos mitos, y esto se debe en gran parte a la falta de conocimiento sobre los datos científicos que se refieren a este tema.

Debemos decir que la influencia de las barras armónicas en el mejoramiento del sonido es muy baja en el mejor de los casos. Y es que estas solo se limitan a distribuir el sonido de una forma distinta a través de la tapa armónica. Puedes consultar un trabajo interesante al respecto AQUÍ. Lo más notable sobre este estudio es que confirma que el cedro es el mejor material para la fabricación de la tapa armónica ¡En tu cara, pícea!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies